European Sustainability Reporting Standards (ESRS): Un resumen

European Sustainability Reporting Standards (ESRS): Un resumen

La Comisión Europea está adoptando las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad («ESRS», por sus siglas en inglés) para mejorar la calidad de los informes de sostenibilidad de las empresas. Las ESRS serán obligatorias para las empresas que deban informar sobre sostenibilidad en virtud de la Directiva contable, modificada por la Directiva sobre informes de sostenibilidad de las empresas (CSRD) en 2022. Las normas se basan en el asesoramiento técnico del EFRAG, un organismo consultivo independiente, y su objetivo es reducir los costes de la información y mejorar la responsabilidad pública.

Qué deben comunicar las empresas

Las ESRS exigen a las empresas que informen sobre su impacto en las personas y el medio ambiente, así como sobre el modo en que las cuestiones sociales y medioambientales crean riesgos y oportunidades financieras para la empresa. Las ESRS son 12 y abarcan una serie de cuestiones de sostenibilidad, como el clima, la contaminación, los recursos hídricos y marinos, la biodiversidad y los ecosistemas, el uso de los recursos y la economía circular, la plantilla propia, los trabajadores de la cadena de valor, las comunidades afectadas, los consumidores y usuarios finales, y la conducta empresarial.

Las ESRS 1 establecen los principios generales para la presentación de informes, mientras que las ESRS 2 especifican la información esencial que debe divulgarse. Todas las demás normas y requisitos de información están sujetos a una evaluación de materialidad, lo que significa que las empresas sólo informan de la información relevante. Los requisitos de divulgación sujetos a materialidad no son voluntarios y deben divulgarse si son importantes. Las empresas deben realizar una sólida evaluación de la materialidad y proporcionar una explicación detallada si llegan a la conclusión de que un tema no es material.

Coherencia con otros actos legislativos de la UE

El enfoque de la materialidad en las ESRS pretende garantizar la coherencia con otros actos legislativos de la UE sobre finanzas sostenibles, como el Reglamento sobre divulgación de información financiera sostenible (SFDR), el Reglamento sobre índices de referencia (BMR) y el Reglamento sobre requisitos de capital (CRR). Las ESRS contienen puntos de datos que corresponden a la información específica que necesitan los participantes en los mercados financieros, los administradores de índices de referencia y las entidades financieras para sus propios fines de información con arreglo a estos reglamentos.


Si una empresa llega a la conclusión de que un dato no es importante, debe declarar explícitamente que «no es importante» y proporcionar una tabla que indique dónde se pueden encontrar los datos en su declaración de sostenibilidad. Estas disposiciones tienen por objeto facilitar el cumplimiento de las obligaciones de divulgación previstas en el SFDR, el BMR y el CRR. Se proporcionarán más aclaraciones en los marcos respectivos sobre el enfoque que debe adoptarse cuando una empresa haya evaluado un dato como no material.

¿Y las PYME?

La Directiva contable, modificada por el CSRD, no impone nuevos requisitos de información a las PYME, excepto a las que cotizan en bolsa. Las PYME cotizadas no están obligadas a presentar información sobre sostenibilidad hasta el ejercicio 2026 y pueden hacerlo con arreglo a normas independientes y proporcionadas, menos exigentes que el conjunto completo de las ESRS. El EFRAG está elaborando actualmente versiones preliminares de estas normas proporcionadas para las PYME cotizadas.

El EFRAG también está elaborando normas voluntarias más sencillas para las PYME que no cotizan en bolsa, a fin de que puedan responder a las solicitudes de información sobre sostenibilidad de manera eficiente y proporcionada. Las normas para las PYME que cotizan en bolsa limitarán legalmente la información que las ESRS pueden exigir a las grandes empresas que obtengan de las PYME en sus cadenas de valor, proporcionando más salvaguardias contra los efectos de filtración desproporcionados sobre los requisitos de información para las PYME en las cadenas de valor de las empresas más grandes.

Alineación con las normas mundiales

The European Commission has worked to ensure a high level of alignment between the European Sustainability Reporting Standards (ESRS) and the standards of the International Sustainability Standards Board (ISSB) and the Global Reporting Initiative (GRI). Many of the reporting requirements in ESRS were inspired by the GRI standards, and intensive discussions between the Commission, EFRAG, and the ISSB have ensured a high degree of alignment where the two sets of standards overlap.

Companies reporting in accordance with ESRS on climate change will largely report the same information as companies using the ISSB standard on climate-related disclosures. The EU goes further than any other major jurisdiction in integrating ISSB standards into its own legal framework, making a major contribution towards a coherent global framework and global comparability of reported sustainability information. At the same time, ESRS are consistent with the EU’s own political ambitions with regard to sustainable finance and the European Green Deal, covering a full range of environmental, social, and governance issues.

Calendario de aplicación

Las ESRS acto delegado adoptado por la Comisión se transmitirá al Parlamento Europeo y al Consejo para su examen en la segunda quincena de agosto. El periodo de examen durará dos meses, prorrogables otros dos.
Las empresas tendrán que empezar a informar con arreglo al ESRS según un calendario:
– Las grandes empresas que cotizan en bolsa, los grandes bancos y las grandes empresas de seguros con más de 500 empleados empezarán en el ejercicio 2024.
– Las demás grandes empresas empezarán en el ejercicio 2025.
– Las PYME cotizadas comenzarán en el ejercicio 2026. Las PYME cotizadas podrán optar por no cumplir los requisitos de información durante dos años más.
Las empresas no pertenecientes a la UE que generen más de 150 millones de euros al año en la UE y tengan una sucursal o filial en la UE tendrán que informar sobre el impacto de la sostenibilidad a nivel de grupo a partir del ejercicio 2028. Se adoptarán normas separadas específicamente para este caso.

 

En conclusión, la adopción de las ESRS representa un paso importante hacia la mejora de los informes de sostenibilidad de las empresas, la alineación con las normas mundiales y el establecimiento de un calendario claro para su aplicación.